Olavide, lo único bueno

Diario de Navarra
16-11-2014 |


Maikel Mesa hizo ayer internacional a Miguel Olavide. Su sustituto fue un modelo de humildad y trabajo. Olavide fue otro mundo. Cambió el partido, aportó aire fresco. Corrió, controló, cortó, repartió juego, luchó, creó peligro. Siempre miró hacia adelante.

Salió acelerado, lógico, con todas las ganas de comerse el mundo que le faltaron al canario, y el árbitro no se lo perdonó con dos tarjetas. Pese a ser expulsado, el público le premió con la ovación del partido, mientras todo el mundo preguntaba de dónde ha salido. Miguel Olavide, un jugador muy técnico, de clase, al que tachan de frío, dio ayer una lección de pundonor. Pidió paso.



Ultimas Noticias