Jesús Navas, un niño de 32 años

El País
28-09-2018 |


"Parece un chiquillo". Así define Joaquín Caparrós a Jesús Navas (Los Palacios, Sevilla; 1985). El campeón del mundo con España en 2010 y de la Eurocopa en 2012 cuajó una gran actuación ante el Madrid el miércoles.

 

Dio los dos primeros goles a André Silva, se mantuvo incansable en sus carreras por la banda, defendió con éxito a Marcelo y tuvo aire para llegar al área contraria hasta en el descuento, con todo ya resuelto. A sus 32 años, Navas sigue siendo ese niño al que el delantero uruguayo Darío Silva confundió con un aficionado durante una de sus primeras pretemporadas con el Sevilla. También sigue asombrando en el aspecto físico. Como cuando su compañero Poulsen decidió apodarle El Etíope.

 

Durante más de una década, Navas y Marcelo se han ido enfrentando en la banda en uno de los duelos más espectaculares de LaLiga. El hispalense superó esta vez al brasileño, que acabó lesionado. Los técnicos del Sevilla se mostraban muy satisfechos al analizar los datos recopilados del encuentro en la sesión matinal de recuperación. En la jugada del segundo gol se movió a más de 30 kilómetros por hora. Dio 38 pases con un 76% de acierto. Recuperó dos balones. Puso dos centros y uno de ellos acabó en gol. En el asunto de los centros, Navas, de momento, no tiene rival en la LaLiga, ya que es el que más balones mete al área de toda la competición (40). El capitán, además, tiene el registro de partidos oficiales jugados con el Sevilla en 446 choques tras el encuentro contra el Real Madrid.

 

“Me siento muy bien”, admitió Navas a la finalización del choque cuando se le preguntó por su estado de forma. Los técnicos del Sevilla ven una triple explicación en el gran momento del palaciego. En primer lugar, se resaltan sus innatas condiciones físicas y se particulariza en un importante detalle: lleva dos pretemporadas algo extrañas en su preparación. En 2017, mientras se confirmaba su regreso al Sevilla, no se entrenó con sus compañeros hasta prácticamente una semana antes del inicio de la competición. El pasado 25 de febrero, frente al Atlético, Navas sufrió una importante lesión en su gemelo. Una dolencia que algunos analistas achacan precisamente a esa ausencia de preparación y que se le reprodujo en el tramo final del curso. Para evitar problemas, Navas ha realizado una pretemporada basada en un trabajo específico para prevenir molestias musculares. Lo que no esperaban los técnicos es que pasara de entrenarse en solitario a competir en las previas de la Liga Europa y mantener ese gran nivel. La explicación está en su genética.

 

- Carrilero por la derecha


El segundo aspecto tiene un perfil táctico. Los técnicos entienden que el sistema de Machín, donde actúa de carrilero por la banda derecha, le viene de perlas a sus condiciones técnicas y físicas. Las prestaciones de Navas como lateral vienen dadas en buena medida por Pep Guardiola, el técnico que retrasó su posición en el City y que le enseñó conceptos básicos en defensa, como la colocación en los centros laterales y la coordinación con los centrales.

 

El tercer aspecto que se analiza desde dentro de Nervión es que Navas juega al fútbol por puro placer. “Le gusta el juego, lo siente, como si jugara con los amigos del barrio”, señalan en su círculo más íntimo. No había más que ver la sonrisa con la que entró en el vestuario después del triunfo ante el Real Madrid. Y cómo animaba a sus compañeros desde su condición de primer capitán. Así fue elegido por el vestuario por delante de Mercado, Carriço, Escudero y Banega.

 

Un único pero alteró el ánimo de Navas. Los pitos de la afición del Sevilla a Sergio Ramos, al que le une una gran amistad. “Con Sergio hablo de la familia. He compartido muchas cosas con él y espero seguir compartiendo con él más cosas en el futuro”, afirmó el sevillista, que tiene a Ramos por su protector, tanto en el Sevilla como en la selección española. Quizás con España pueda compartir Navas más cosas en el futuro con su amigo. Regresar a la selección es uno de los objetivos que se ha propuesto en esta temporada. Allí le esperará una capitán que en su día le ayudó a vencer sus miedos.

 

- Artículo de Rafael Pineda publicado en El País (28-09-2018)