Kepa: "Somos tres porteros y todos peleamos para jugar"

Diario Marca
05-06-2019 |


Kepa Arrizabalaga (Ondarroa, 1994) siempre se ha destacado su fuerza mental, casi impropia de un portero tan joven. El meta del Chelsea, al que muchos piden como titular de la selección, da mucho valor a la mente. Trabaja, espera y resalta su buena relación con De Gea.

 

- ¿Cómo se ve la vida una semana después de ganar la Europa League?

 

Pues muy contento. Feliz de haber acabado así una temporada que ha sido larga, con altibajos, muchos partidos... Ahora miras hacia atrás y ves los objetivos cumplidos: llegar a Champions vía Liga al ser terceros, aunque hayamos quedado muy lejos de City y Liverpool, final de la Capital One Cup y campeones de la Europa League.

 

- ¿Cómo vivió la final?

 

Ya he visto las dos caras. Perdí con España la del Europeo sub 21 y ahora me tocó ganar. Una final es un partido grande, una semana en la que estás deseando que llegue el momento. Te pica el gusanillo de salir a jugar.

 

- ¿Ya es un londinense más?

 

En algunas cosas, en otras no. ¡Cenan muy pronto! Yo sigo más las costumbres de aquí: me levantó, como y cenó más tarde. Pero al margen de eso tampoco he notado grandes cambios. El clima se parece al de Bilbao...

 

- No le ha dado tiempo a perder la forma.

 

No. Han sido cuatro días desde la final para desconectar un poco en casa. Ya sabíamos que iba a ser así.

 

- ¿Cuánto hace que no juega en césped artificial?

 

Pues desde la temporada pasada. Cuando el Formentera nos eliminó de la Copa la ida fue en hierba artificial.

 

- ¿Cambia mucho?

 

Es diferente. El de las Islas Feroe es de última generación, pero luego depende de que esté regado o no, el bote es distinto, puede tener caucho de coco. Sí que cambia porque estamos acostumbrados a jugar en el natural. Pero por jugar un partido no pasa nada y seguro que nos adaptamos.

 

- ¿Cómo llevan entrenar sin el seleccionador?

 

Sabemos que una circunstancia personal. Ojalá pudiera estar aquí. Queremos que esté pronto con nosotros. Con Robert hay muy buena sintonía. Tenemos la cabeza puesta en estos dos partidos. Sabemos que están en contacto permanente con el míster.

 

- ¿Luis Enrique les ha enviado algún mensaje, algún vídeo...?

 

No. Ellos están en contacto todo el tiempo y nosotros lo sabemos.

 

- ¿Ha llegado el momento de que el titular en la selección sea Kepa?

 

Esa pregunta no es para mí. Es para el míster, para Robert. En la selección somos tres porteros que estamos viniendo en toda esta etapa. Los tres peleamos para jugar. El que salga lo va a hacer bien.

 

- ¿Cómo es su relación con De Gea?

 

Muy buena. El ambiente entrenando es muy bueno, los dos jugamos en grandes equipos que luchan por objetivos similares. Siempre que podemos nos juntamos, intercambiamos mensajes... No hay ningún problema.

 

- ¿Cómo ve el debate que le rodea en la selección?

 

Es verdad que se habla de eso en la prensa. A David le veo tranquilo. Hablamos mucho, pero no de quién juega. Nos ayudamos mucho en los entrenamientos. Y eso es bueno.

 

- ¿Le dice mucha gente que debe ser el titular?

 

¡Me lo dicen mis amigos! ¿Qué me van a decir siendo mis amigos? Yo estoy tranquilo y trabajando. En Malta jugué mi primer partido oficial.

 

-¿No tiene prisa?

 

Todos queremos jugar y todos aceptamos lo que decida el míster.

 

- El juicio a un portero es otro mundo.

 

Siempre digo que el portero celebra y sufre en solitario. Tiene que tener la cabeza muy bien amueblada y ser psicológicamente muy fuerte. Vives situaciones que no son sencillas. En el fútbol todos quieren meter gol y nosotros impedirlo. Hay que ser fuerte de cabeza, tener confianza en ti y, sobre todo, mirar siempre hacia delante.

 

- ¿Usted ha trabajado mucho ese aspecto?

 

Lo intento, pero tampoco de una manera especial. Nunca he tenido demasiados problemas en eso. Siempre me he sentido fuerte y con confianza. Puede que sea una faceta mía. Es importante para el portero mantener la cabeza fría, manejar situaciones de presión.

 

- ¿Están locos los porteros?

 

No lo creo. Sólo te tiene que gustar ponerte debajo de los palos y ser consciente de lo sufrido, diferente y bonito que es ser portero.

 

- ¿Qué ha mejorado Kepa tras un año en la Premier?

 

Tengo más experiencia, he jugado entre el Chelsea y la selección 57 partidos, más de los que había jugado en las dos temporadas en el Athletic, he vivido y adaptado a un fútbol diferente al de LaLiga. Es un juego más directo. Además nuestro entrenador nos pedía una manera de jugar que yo no tenía en el Athletic. El portero participa mucho en la salida del juego y he mejorado con los pies. Me he abierto a un vestuario distinto, con otros idiomas y otras culturas. Ha sido muy positivo para mí.

 

- ¿Por qué ha dominado la Premier en Europa?

 

Este año se ha dado así. Yo lo que he notado es que los seis equipos de arriba están a un gran nivel. Ha habido un escalón superior. El nivel de clubes y jugadores es muy alto.

 

- Mire al invierno de 2018 cuando estuvo a punto de fichar por el Madrid. ¿Qué piensa?

 

No lo veo como algo malo. Fue una experiencia más en mi vida y me tocó pasarla. Aprendí porque me pasó de todo. Me servirá para el futuro. Se habló mucho de mí. Todo el mundo hablaba. Por mi manera de ser no quise hablar hasta que estuviera todo acabado, pero me daban ganas para aclararlo. Esos fueron los momentos más difíciles.

 

- Han pasado ya meses de lo que pasó en la final de la Capital One, de aquel momento en el que no quiso que le cambiaran para que entrara Caballero. ¿Se arrepiente de algo?

 

Respuesta. Aquello pasó. No estoy satisfecho de haberlo hecho. Todos nos equivocamos. Aprendí, pedí perdón. Esa semana fue un chaparrón para mí, no sabía lo que pasaba. Necesité días de tranquilidad, de calma. Pero lo arreglé con el míster. Mi relación con él es fantástica. Ha tenido siempre confianza en mí. Lo hablamos y lo cerramos. Seguimos adelante porque había muchas cosas en juego.

 

-¿Cómo es el Sarri entrenador?

 

Innovador. Tiene una idea de juego muy buena. De asociación, de jugar desde atrás, pero buscando la verticalidad con pases para superar líneas. Es una manera de jugar que necesita su tiempo para que el equipo la absorba bien porque necesitas mecanismos, jugadores de determinadas características. Para él, con 65 años, era el primer título que ganaba, como para mí. Ha sido el broche de oro.

 

- ¿Le gustaría que siguiera?

 

Ha hecho una gran temporada y se han cumplido los objetivos. Tiene contrato. Más allá de eso no sé nada. No sé qué pasará.

 

- ¿Es tan peculiar el italiano como parece?

 

Todos tenemos, nuestras locuras, nuestra manera de ser especial. Él es pasional, muy expresivo. Desde fuera eso provoca que se le vea diferente.

 

- Entrevista de M.A. Lara para MARCA