Adrián San Miguel, Campeón del Mundo de Clubes con el Liverpool

Bahía Internacional
21-12-2019 |


Dos de dos. Adrián San Miguel consiguió un nuevo entorchado para su palmarés ?tras la Supercopa de Europa- cuando el Liverpool conquistó la Copa del Mundo de Clibes FIFA en Catar. Allí los 'reds' conquistaron su tercer título internacional en apenas seis meses, tras la Champions League y la Supercopa de Europa.

 

No hay que olvidar que el cuadro ‘scouser’ es líder destacado e invicto de la Premier League, donde solo ha cedido dos puntos. Un título que, todo sea dicho, se le escapó el curso pasado pese a alcanzar la segunda mejor puntuación de la historia.

 

Y pese a todo este alud de registros, quizás lo más destacable de este Liverpool es que cuesta imaginar su techo. Es un equipo hambriento, con una confianza inmensa y que además se va perfeccionando con el paso de los años. La actuación ante Flamengo es la mejor prueba.

 

El Liverpool ya no solo asfixia a sus rivales desde la presión en campo rival -como de hecho hizo al arranque de cada mitad, generando claras ocasiones- o les destruye en transiciones vertiginosas -modo en el que llegó el gol vencedor de Firmino-.

 

El equipo está muy habituado a jugar de este modo, cierto, pero también sabe manejar otros registros. Puede dominar el duelo desde el balón o ceder la iniciativa al rival, confiado en su solidez defensiva. Así sucedió ante el ‘Fla’ y Alisson apenas intervino antes del descanso. 

 

Siempre superior en el apartado físico, el Liverpool ha aprendido a esperar y aniquilar a su rival cuando está más cansado. Sucedió así en la final, con un claro dominio ‘red’ a partir del 70’y un alud en la prórroga. 

 

A ello hay que sumar el factor psicológico. Ahora existe un miedo al Liverpool, sobre todo a sus actuaciones tras el descanso. El rival sabe que de no aprovechar sus oportunidades, los ‘reds’ se lo harán pagar tarde o temprano. 

 

Esta es una ventaja descomunal para el bando ‘scouser’. El aura cada vez más consolidada de equipo campeón, casi imposible de batir. “No puedes comprar el miedo, solo construirlo a base de hacer lo mismo una y otra vez, como el Liverpool ha hecho”, resumía de forma inmejorable el exjugador 'red' Stephen Warnock en la BBC.