Dani Estrada: "Cada vez me veo mejor y con más confianza, pero siempre hay cosas que corregir"

Noticias de Gipuzkoa.com
26-10-2009 |


Dani Estrada (Zarautz, 1987) está siendo una de las revelaciones del comienzo liguero. Una lesión en pretemporada de Carlos Martínez le abrió las puertas del lateral derecho, lo que ha aprovechado a la perfección para hacerse con el puesto, jugando además a muy buen nivel.


- Un domingo de mirar la clasificación en el teletexto, en el periódico... En todas partes.

Estamos todos muy contentos por la victoria del sábado contra el Córdoba, más que nada por eso. Luego, al final del día, miras un poco a ver qué han hecho los rivales y la clasificación. Pero bueno, por ahora tampoco hay que darle muchas vueltas a la tabla. Lo importante es que tenemos 18 puntos y que el equipo está ofreciendo buenas sensaciones.

- Tampoco nos vamos a preocupar mucho ahora del Cartagena y de todos éstos, ¿no?

Eso es, eso es. Todavía es muy pronto para andar pendiente de todos los partidos. Ya habrá tiempo para eso, igual más tarde. Siempre se miran los resultados, pero sin darles excesivas vueltas.

- Ahora le toca vivir quince días de fiesta.

Pues sí, me da un poco de pena haber visto la quinta tarjeta amarilla. Algún día tenía que tocar y pasó el sábado. Habrá que ver el partido de Alicante por la televisión.

- Fue una de esas faltas tácticas, que dicen que hay que cometer, ¿no?

Sí, tenía que hacer la falta y parar la contra. Tampoco le quiero dar muchas vueltas, la verdad.

- ¿Es la sanción una de las consecuencias de jugar de lateral?

Hombre, a veces este tipo de jugadas te tocan más cerca jugando atrás, ¿no? De vez en cuando hay que hacer esas faltas para parar las contras del rival. El sábado, por ejemplo, íbamos ganando y era una jugada de peligro. Me comí la amarilla, pero por lo menos ahí no nos hicieron peligro.

- ¿Qué tal se está viendo en su nueva posición? Hay unanimidad en que lo está haciendo muy bien.

Poco a poco, cada vez me veo mejor, con más confianza. El míster me está dando minutos ahí y estoy muy contento, la verdad.

- ¿Había jugado alguna vez de lateral, al margen de con Lotina en la temporada del descenso?

Hombre, con el Sanse ya me había tocado alguna vez, pero tampoco muchas.

- Es que usted subió del filial con la vitola de goleador, con 13 tantos en media temporada.

Ya ves. El fútbol da muchas vueltas. Ahora me está tocando jugar de lateral. Yo siempre he dicho que mientras juegue me da igual donde hacerlo, si de lateral o de centrocampista.

- ¿Cómo fue todo? En verano se lesionó Carlos Martínez y, un día, Martín Lasarte fue a hablar con usted.

Me dijo que a ver qué tal me veía para actuar en el lateral. Le contesté que, donde él viera, yo lo daría todo para adaptarme y para ganarme un sitio, y que no me importaba retrasar mi posición.

- El míster no para de elogiarle en sus ruedas de prensa.

Le estoy muy agradecido por la confianza que me está dando. Trato de devolvérsela en el campo.

- ¿Qué me dice de la demarcación de lateral?, ¿le ha costado mucho adaptarse?

Hombre, al final tampoco es un sitio nuevo para mí, así que ya tenía algo de terreno ganado. De todos modos, siempre hay cosas que corregir. Poco a poco vas conociendo mejor cómo desenvolverte.

- ¿Le afectó mucho aquel error en Las Palmas en la primera jornada?

Yo soy el primero al que le dio rabia aquel error. En esos casos hay que levantarse pronto y seguir entrenando a tope para que no vuelva a pasar. En aquel momento, en el campo, cuando me venía el balón, pensé que estaba más solo de lo que en realidad estaba. Me orienté el control para despejar y no le vi, sinceramente. Son lances del juego sobre los que hay que pasar página y ya está.

- Con el partido que le salió ante el Córdoba, Gerardo se quedaría asustado. ¿Le comentó algo?

Hablamos, nos saludamos y nos preguntamos que a ver qué tal, pero si te digo la verdad en ningún momento nos referimos especialmente al puesto de lateral.

- ¿Cómo recuerda la jugada del gol de Nsue y su centro?

Fue una conducción de Mikel Aranburu por el centro. Abrió a banda, avancé un poco y centré. Tuve la suerte de que desde atrás entrara Emilio muy bien y de que la jugada terminara en gol.

- Sobre su asistencia ante el Salamanca se destacó que usted estuvo muy listo, pero para el centro del sábado hacen falta otras características.

Intenté centrar lo mejor posible con la suerte de que salió bien. En la jugada tiene mucha importancia el gran remate que hizo Emilio.

- Al final hubo que sufrir un poquito...

Al final, a base de córners y faltas, nos metieron en el área, pero con su juego tampoco es que crearan excesivas ocasiones. El árbitro, con alguna falta que pitó, también les dio alguna oportunidad, pero lo más importante es que se ganó y que seguimos arriba.

- Comentaba al principio que la posición en la tabla no es importante ahora, pero no me negará que sirve para tener a la gente enganchada...

Sí, a la gente en Anoeta se le nota muy metida desde el principio, y eso a nosotros siempre nos ayuda. Al final, son muchos partidos en casa y el apoyo de la afición para nosotros es muy importante.

- ¿Cómo está viendo al equipo en general?

Bien. El sábado el Córdoba se cerró bien. Fue un partido de ésos que hay que trabajar mucho y que hay que afrontar con paciencia. En eso estuvimos bien. Fuimos madurando el encuentro, hicimos el gol y, aunque sufrimos un poco al final, aguantamos bien el resultado. Las sensaciones son buenas.

- Para usted también será importante compartir ahora equipo con tantos ex compañeros del Sanse...

En el filial jugué con Agirretxe, Elustondo, Carlos Martínez, Zurutuza, Ansotegi, Mikel González... Es importante. Siempre hemos dicho que la Real es un club de cantera, y que cuanta más gente haya de Zubieta mejor. Pero bueno, al final el equipo somos todos. Un día marca uno de casa, pero igual en otro partido, como el del sábado, lo hace uno de fuera.

- ¿Cómo ve a Carlos Martínez para ocupar el lateral el domingo?

Le veo bien. Está entrenando a buen nivel y si le toca jugar seguro que rinde.

- Mikel González también puede jugar en el lateral...

Eso se lo tendrás que preguntar al entrenador. Yo lo que te puedo decir es que, al que le toque jugar, seguro que lo hace lo mejor posible y ayuda al equipo a sacar algo de Alicante.